INA Cadenas de dsitribución- ¿Tiene la cadena de distribución la misma vida útil que el auto?

Introducción

PKH_INA_ChainDriveLast.PNG
Más cadenas en el motor

La participación de los motores con cadena de distribución ha incrementado significativamente; actualmente, la porporción es 85:15, pero para 2030, la cadena prevalecerá aproximadamente en 95%.

En los motores de combustión interna; es cuestión de filosofía si se usa cadena o banda de distribución; la decisión de los fabricantes depende de muchos factores, entre los cuales destaca las tendencias de reducción de espacios de instalación, en los cual las cadenas llevan ventaja ya que, son muchas más estrechas que las bandas, adicionalmente que las cadenas pueden transmistir fuezas más altas; también los variadores de tiempo de los árboles leva también son beneficiados ya que son más fáciles de combinar con las cadenas que con las bandas.
 
¿Tiene la cadena de distribución la misma vida útil que el auto?

Las cadenas de distribución están diseñadas para tener la misma vida útil que todo el vehículo pero, en realidad esto no sucede así, ya que están sujetos al desgaste relacionado con la edad y uso, por ejemplo, el cambio de aciete fuera del periodo recomendado así como usar aceite con especificaciones diferentes son algunas de las cusas principales de los daños, también los hábitos de manejo del conductor /dueño tienen un efecto imporatne en la durabilidad, ya que si se le exige alta potencia cuando el motor está frío se genera desgaste excesivo, pues se generan finas partículas metálicas que actúan como  lija y desgastan la cadena muy rápido y puede generar una elongación prematura.

Los primeros signos de desgaste en la cadena son ruidos de „cascabeleo“ en el motor; si la cadena ya está muy elongada se podrá percibir la pérdida de potencia o sacudidas en el vehículo, esto es debido a que la cadena elongada pierde sincronía con el motor ya que los dientes de los engranes pienden tracción con la cadena provocando desgaste excesivo en el perfil de lo dientes, la luz de „Check engine“ y algunos códigos de falla dirigen indirectamente a los mecánicos expertos a que ésta pueda ser la falla de orígen; por lo tanto, verificar la sincronización del motor antes de una reparación tiene máxima prioridad.